Alivie el estrés cuando sea el momento de ver a un juez

Observe a Tom Bothwell explicar en este video cómo será su audiencia de Discapacidad del Seguro Social y cómo prepararse. Siga leyendo para obtener una transcripción completa del consejo de Tom:

Introducción a su audiencia de discapacidad

Omitir video a la sección →
Buenas tardes. Soy Tom Bothwell. Me gustaría hablarle sobre la audiencia del Seguro Social. Si le mostramos este mensaje probablemente se debe a que su audiencia, después de meses o tal vez un año o más de retraso, finalmente está siendo programada. Es nuestra esperanza que este mensaje quizás le ayude a prepararse para la audiencia y con suerte lo tranquilice, y elimine parte del misterio de lo que se trata esta audiencia, de modo que se presente allí entendiendo mejor lo que va a suceder.

Estas audiencias del Seguro Social no son como las salas de audiencia que ve por televisión, ni siquiera como una sala de audiencia de la vida real. Por ejemplo, no hay jurado. No hay ningún abogado del otro lado. No hay ningún fiscal o abogado de la Administración del Seguro Social que trate de demostrar que usted no está discapacitado. Esto es básicamente entre nosotros y el juez. El ambiente es más informal que una sala de audiencia de la vida real. Como he dicho, no hay jurado. Es solo entre nosotros y el juez, y no existe el tipo de formalidades que hay en un tribunal.

Antes de entrar a la sala de audiencia, el juez ya habrá revisado el expediente acerca de usted, así que cuando entramos allí, él o ella pensará que sabe mucho acerca de usted. El expediente incluye informes médicos de sus doctores y otras fuentes. Hemos enviado gran parte de esa información al juez y la Administración del Seguro Social también ha reunido algunos de estos registros. Estas audiencias son privadas. La puerta estará cerrada. Espero que entienda que las audiencias son confidenciales y que usted estará dispuesto a hablar de sus problemas de salud.

Este no es el momento de temer, o estar asustado, o no querer hablar de sus problemas de salud. Hay muchas ocasiones en nuestra sociedad o en nuestra cultura en las que si alguien dice, “Hola, ¿cómo estás?”, se supone que usted diga, “Bien ¿y tú?” Se considera de mala educación o que simplemente no es correcto hablar de sus problemas de salud, pero esta no es una de esas situaciones. El juez necesita entender qué tipo de problemas de salud tiene que le impiden trabajar.

EL INICIO DE SU AUDIENCIA

Omitir video a la sección →

Cuando entramos por primera vez a la audiencia, el juez y yo normalmente discutimos jerga de abogados de un lado a otro para asegurar que todo el papeleo esté en orden. Preguntará si he revisado el expediente y si tengo objeciones con respecto a alguno de los informes. Puede sentarse y observar mientras esto sucede. Después de eso, el juez comenzará a hablar con usted. Se presentará, explicará que el juez no ha tenido nada que ver con las decisiones previas en las que usted ha sido denegado, y que tomará una nueva decisión basada en una combinación de todos los informes médicos, que se encuentran en el expediente, además de lo que se diga en la audiencia.

¿QUIÉN ESTARÁ EN SU AUDIENCIA?

Omitir video a la sección →

Puede haber una o dos o quizás otras tres personas en la sala de audiencia. Estas audiencias son grabadas y típicamente el juez contará con un ayudante que opera la grabadora. También puede haber lo que se denomina un perito vocacional o un médico, u otro tipo de perito médico. Si el perito médico o perito vocacional está en la audiencia, esa persona asiste a petición del juez. A esa persona le paga la Administración del Seguro Social y, por lo general, esa persona está allí porque el juez piensa que puede haber algunas preguntas que se planteen en la audiencia que la persona, con su experiencia, puede ser capaz de responder.

Esa persona normalmente no hablará con usted directamente. Esa persona solo responderá preguntas del juez o preguntas mías. La información que el juez obtiene de usted en esta audiencia es a través de las respuestas que usted brinda a sus preguntas. No se espera que entre a la audiencia con un discurso preparado para convencer al juez sobre por qué no está discapacitado. El juez entiende que usted no es un abogado o médico, no habla la jerga de abogados y no tiene la experiencia médica para hablar de sus problemas médicos de la manera que lo hacen sus médicos.

CÓMO RESPONDER PREGUNTAS EN SU AUDIENCIA

Omitir video a la sección →

Su trabajo es simplemente responder preguntas. Así que hablemos de cuáles podrían ser esas preguntas o cómo funciona ese proceso. Algunos jueces comienzan la audiencia haciendo preguntas y algunos jueces me miran y dicen, “Muy bien Sr. Bothwell, puede comenzar a hacerle algunas preguntas a su cliente”. Ya sea que las preguntas provengan del juez o de mí, siga el siguiente consejo: Sencillamente escuche la pregunta con detenimiento.

Algunas preguntas pueden responderse diciendo sí o no. Algunas preguntas requieren una explicación. Por ejemplo, el juez puede hacerle solo preguntas abiertas como, “Dígame por qué siente que no puede trabajar”. Obviamente esa es una pregunta que no puede responderse con un simple sí o no. Sencillamente trate de tomarse su tiempo y explicarle al juez por qué siente que no puede trabajar, qué tipo de problemas de salud tiene que le impiden trabajar, qué tipo de cosas solía hacer cuando trabajaba que ya no puede hacer y por qué, y así sucesivamente.

Simplemente diga la verdad. La parte obvia de esto es no hacer que las cosas suenen peores de lo que son. Por usar un ejemplo absurdo, si se presenta y dice que necesita una silla de ruedas para desplazarse, y realmente no la ha necesitado, el juez probablemente lo mirará y dirá que ha leído todos los informes médicos y no mencionan nada respecto a una silla de ruedas, y que piensa que está mintiendo, y por lo tanto, pierde el caso. Esa es la parte obvia de simplemente decir la verdad.

Pero la otra parte, que creo tiene la misma importancia, es que tiene que decir las cosas como son. Como he dicho antes, este no es el momento de temer hablar de sus problemas de salud. Lo que espero para usted es que el día siguiente después de la audiencia, o la semana después, o tal vez después de obtener la decisión del juez, espero que no diga, “Ay caramba, desearía haber estado dispuesto a explicar mejor, sincerarme y hablar de mis problemas”. Quiero que el juez me entienda. Es su trabajo y mi trabajo ayudar al juez a entenderlo.

¿CÓMO SERÁN LOS ALJ/JUECES EN SU AUDIENCIA?

Omitir video a la sección →

Todos estos jueces tienen personalidades diferentes. Algunos son muy amables, lo harán reír o sonreír, y tratarán de decir las cosas al principio, especialmente para tranquilizarlo. En el caso de otros jueces, su personalidad no es así, y no terminará la audiencia quizás pensando “ah, qué persona tan agradable” o “qué individuo tan cálido y grato”. Pero creo en el sistema lo suficiente como para suponer que el juez quiere entenderlo. Quiere comprender por qué siente que no puede trabajar.

El juez trabajará arduamente en la lectura de los informes médicos para entender sus problemas. No tenemos jueces que sientan que si aprueban demasiados casos, el dinero saldrá de su bolsillo. Creo que un juez no tendrá ningún problema en aprobar su reclamación por discapacidad si podemos demostrar que usted no puede trabajar.

¿QUÉ INFORMACIÓN DEBERÁ RECORDAR EN SU AUDIENCIA?

Omitir video a la sección →

No se preocupe por detalles específicos como exactamente qué día de la semana o qué mes trabajó por última vez. En estas audiencias, no se espera que recuerde este tipo de preguntas triviales. Se le harán preguntas sobre aproximadamente cuando trabajó por última vez. Ese tipo de cosas. Sencillamente responda la pregunta lo mejor que pueda. Si se le hace una pregunta sobre la cual realmente no puede recordar la respuesta, simplemente diga “Lo siento juez, no lo recuerdo”. A veces, tenemos problemas de salud que hacen que sea más difícil recordar. A veces, tomamos medicamentos que perjudican nuestra capacidad de recordar. Si eso es lo que sucede con usted, no dude en explicárselo al juez.

¿CUÁNTO TIEMPO TARDARÁ SU AUDIENCIA?

Omitir video a la sección →

Estas audiencias normalmente tardan menos de una hora. Es algo extraño. Hemos esperado tanto tiempo para esta audiencia. Muchos meses. A menudo más de un año, y luego cuando finalmente llegamos a la audiencia, esta suele tardar menos de una hora. A veces, lo crea o no, la audiencia solo tarda aproximadamente 10 o 15 minutos. Si el juez ha revisado el expediente y decide que solo se necesitan responder unas cuantas preguntas, podría tardar un tiempo corto como ese. La audiencia más larga que he tenido en el ejercicio de mi profesión, durante más de 30 años, es de aproximadamente una hora y media. Por ello, creo que puede anticipar que su audiencia tardará probablemente menos de una hora.

¿QUÉ ROPA DEBE USAR EN SU AUDIENCIA?

Omitir video a la sección →

En cuanto a la ropa que debe usar, no es necesario que los hombres usen saco y corbata, o que las mujeres usen falda. Debe usar ropa limpia y no tiene que ser muy formal. Quiero que el juez vea que usted es una buena persona. Quiero que el juez vea que si usted pudiera trabajar, estaría trabajando. Pero no puede, y por lo tanto, necesita su ayuda. Por supuesto, sea respetuoso. Si le parece que el juez está de malas, o lo que sea, y está un poco intratable ese día, no le hará ningún bien enredarse en un conflicto con el juez.

Si el juez dice algo que tal vez sea ofensivo para usted, simplemente trate de ignorarlo porque realmente no servirá de nada entrar en una discusión o algo así con el juez. Como he dicho, solo quiero que el juez vea que usted es una buena persona, quiero que le crea y quiero que el juez entienda que está diciendo la verdad cuando explica por qué no puede trabajar.

PREGUNTAS FRECUENTES EN MUCHAS AUDIENCIAS DE DISCAPACIDAD DEL SEGURO SOCIAL

Omitir video a la sección →

Ahora me gustaría hablarle sobre algunas de las preguntas frecuentes que se plantean en estas audiencias. Es posible que algunas de estas preguntas no se planteen en su audiencia o que ninguna de estas preguntas se plantee en su audiencia. Como he dicho, estas audiencias son muy cortas. Pero me gustaría darle una idea del tipo de preguntas que se le harán. Para empezar, probablemente se le preguntará si está trabajando actualmente. Con mayor frecuencia, se le preguntará cuándo fue la última vez que trabajó. Una vez más, como he dicho, no se preocupe por una fecha específica; solo trate de estimar cuando trabajó por última vez. Puede ser hace más de unos meses; puede ser hace un año o más.

También se le preguntará qué tipo de trabajo hizo y por qué terminó ese trabajo. Si fue despedido, renunció, si no pudo hacer ciertas cosas y, si es así, ¿qué cosas? Lo primero que tenemos que demostrar es el motivo por el cual usted no es capaz de volver a cualquiera de los puestos de trabajo que ha tenido en el pasado, no tanto el pasado lejano y distante. El Seguro Social tiene una regla de 15 años según la cual el juez le hará preguntas sobre qué tipo de trabajos ha tenido en los últimos 15 años. Haga todo lo posible por tratar de recordar qué tipo de trabajos ha tenido. No tiene que saber o recordar el nombre del empleador en particular, pero lo importante que debe describir al juez, si se le pregunta sobre esto, es qué tipo de trabajos, qué tipo de cargos y qué cosas hizo en su trabajo si ha tenido algún trabajo en los últimos 15 años.

Recuerde que una parte de este proceso será tener que explicar por qué ya no puede volver y hacer ese tipo de trabajo. Una cosa que tengo que explicar, y que desearía no fuera así, pero sobre la cual necesito advertirle, es la manera en que describe el tipo de trabajo que ha hecho en el pasado. Esta no es una entrevista de trabajo en la que típicamente tratamos de convencer con entusiasmo al oyente de que podemos hacer prácticamente cualquier cosa si simplemente nos dan la oportunidad. Este es un momento en el que nuevamente le recuerdo que diga la verdad. La audiencia no será un buen momento para que exagere el tipo de experiencia que ha tenido en su trabajo anterior.

Independientemente de que sea justo o no, las reglas sobre estas cosas son que cuanto más experiencia tenga, más habilidades posea y más cosas diferentes pueda hacer en lo que concierne el trabajo, podría ser más difícil obtener una aprobación. Por ejemplo, en el caso de una persona de 55 años que solo ha tenido experiencia laboral no especializada, sin educación o con poca educación, si esa persona, por ejemplo, tuviera la espalda fracturada o hubiera tenido una cirugía de espalda y ya no puede hacer ese tipo de trabajo, suele ser más fácil para nosotros conseguir la aprobación para esa persona que para alguien de la misma edad pero con mucha educación y mucha experiencia en trabajos de oficina, o cosas que no son físicamente exigentes.

No quiero que este juez tenga una impresión equivocada acerca del tipo de experiencia que ha tenido, por lo que, nuevamente, recordándole que diga la verdad, este no es el momento de inflar o exagerar sus habilidades, porque si el juez tiene una impresión equivocada pensando que usted efectivamente tiene más habilidades que las que realmente tiene, puede ser aún más difícil obtener una aprobación. Otro tipo de pregunta que surge frecuentemente en estas audiencias es que el juez o yo le pidamos que describa su día promedio. Por ejemplo, con preguntas como cuándo se levanta normalmente por la mañana, cuándo suele irse a dormir por la noche y qué hace en el ínterin.

Contact Form Phone

Bothwell & Hamill can handle your case by phone. Stay home and safe.

Call Now! Call Now!